Hacer turismo en Galway y los puntos de interes que no puedes perderte

Irlanda es un país repleto de contrastes, de hermosos paisajes y de gente hospitalaria que acoge al turista como si fuera un habitante más. En la costa oeste irlandesa se encuentra la ciudad de Galway, una urbe de pequeño tamaño que resulta muy interesante para visitar durante un fin de semana. Te contamos como hacer turismo en Galway y no perderte los puntos de interés más importantes de la ciudad.

De turismo en Galway

A continuación, te dejamos una lista con los ocho puntos de interés turístico más hermosos de esta ciudad que, aunque se extiende bastantes kilómetros frente al mar, todos sus atractivos turísticos están concentrados en poco más de un kilómetro. Por este motivo, la mejor forma de conocer Galway es paseando por sus calles y empapándote de su espíritu bohemio y cosmopolita. ¡No te pierdas estos lugares y aprovecha al máximo el tiempo de tu visita!

1. Los acantilados de Moher (Cliffs of Moher)

Estos impresionantes acantilados son en la actualidad el paraje más importante de turismo en Galway y en general, en Irlanda. Por ello, esta es una visita obligatoria para los turistas que se acerquen a Galway durante un fin de semana. Cuentan con ocho kilómetros de extensión, y están situados, aproximadamente, a unos 70 kilómetros de la ciudad de Galway, por lo que para llegar a ellos, es necesario alquilar un coche o desplazarse en autobús hasta la zona. Este original paisaje formado por paredes de piedra negra que caen sobre el Océano Atlántico, fue nominado parea formar parte de las 7 Nuevas Maravillas de la Naturaleza.

Si en vez de visitarlos desde lo más alto, optas por una excursión en barco, la vista de los acantilados te resultará totalmente diferente, ya que desde el barco tendrás muchos más detalles de las rocas que conforman estos acantilados, y podrás observar mucho más de cerca las colonias de aves que habitan en este paraje.

Sin embargo, si los observas desde arriba, la perspectiva de los acantilados te resultará mucho más amplia, y podrás disfrutar de este hermoso paisaje a varios kilómetros vista, así como deleitarte con las hermosas praderas verdes que los rodean.

Los acantilados de Moher cerca de la ciudad de Galway

2. Las islas de Aran

Otra de las maravillas naturales de Irlanda son las impresionantes islas de Aran, situadas en la costa sur de Connemara, y al final de la Bahía de Galway. Se trata de un archipiélago formado por tres islas, que actualmente están pobladas por pescadores, y cuentan con curiosos paisajes naturales así como con pequeñas aldeas de carácter muy tradicional. La isla más grande y habitada de las tres es Inis Mor, que cuenta con una atracción turística muy recomendable: Dun Aonghasa, una fortaleza de forma semicircular sobre un acantilado de cien metros de altura. Además de la fortaleza, podrás visitar también algunos restos prehistóricos, así como el centro de información de las islas, en donde te contarán la historia y las anécdotas más significativas de este curioso archipiélago.

Las otras dos islas de Aran son Inis Meain e Inis Oirr, que aunque son bastante más pequeñas que la isla principal, son también muy hermosas y merece la pena acercarse a visitarlas. Inis Meain es una isla conocida por ser un buen lugar para aprender gaélico, ya que se ofertan diversos cursos a lo largo de todo el año. Además, los amantes del buceo cuentan también con un famoso centro de buceo en esta pequeña isla, en donde podrás contratar una inmersión para contemplar los hermosos fondos marinos de la isla.

Inis Oirr es la más pequeña de las tres, y se puede recorrer tranquilamente a pie. Muchos de los turistas que han visitado las islas Aran aseguran que ésta es la más bonita del archipiélago, además, en ella se encuentran los restos del Castillo O’Brien.

Una opción muy recomendable es visitar las islas Aran en el mismo viaje que los acantilados Moher, pues ambos lugares están muy próximos, y se pueden conocer en un sólo día.

Mapa de las islas de Aran en Irlanda

3. Catedral de Galway

La Catedral de Galway fue el último templo construido en piedra en Irlanda. Posee una enorme cúpula que decora de forma maravillosa el ‘skyline’ de la ciudad, desde el año 1965. Aunque su apariencia externa es más bien austera, su interior encierra bellísimos elementos arquitectónicos como pinturas murales, rosetones, y obras de arte que cuentan pasajes de la religión católica. Además, la entrada a este templo es totalmente gratuita.

La catedral de Galway city

4. Joyería Thomas Dillon’s

El joyero de este establecimiento, Jonathan Margetts, es uno de los mayores expertos en la fabricación del anillo de Claddagh, el más famoso de Irlanda. Esta joya está compuesta por dos manos que sostienen un corazón coronado, y su historia se remonta al pueblo irlandés de Claddagh. Esta joyería lleva en pie desde el año 1750, y es una de las leyendas vivas de la ciudad de Galway. Por este motivo, hasta ella se acercan cada día decenas de turistas dispuestos a comprarse una réplica de este codiciado anillo.

El anillo de Claddagh tipico de Galway

5. Iglesia colegiata de San Nicolás

Se trata de la iglesia parroquial medieval más grande de Irlanda, y su construcción data del año 1320. Según cuenta la leyenda, el propio Cristóbal Colón rezó dentro de esta iglesia antes de partir en el viaje en el que descubrió América.

Lo más recomendable es acudir a uno de los conciertos de música tradicional irlandesa que se celebran a diario en el interior de este precioso templo.

6. Casa de Nora Barnacle

Escondida en la angosta calle de Bowling Green, esta casa parece muy común. Sin embargo, lo que muchos turistas no saben es que se trata de una casa museo en la que vivió Nora Barnacle, la mujer y musa de James Joyce. Nora y James se casaron en 1931 y fueron pareja hasta la muerte de Joyce. Pero se cuenta que su relación fue muy complicada, porque ambos tenían personalidades, gustos e intereses culturales muy diferentes.

Este pequeño museo privado contiene objetos, fotos y muchos artículos personales de la familia Joyce, por eso lo visitan miles de personas cada año. Aunque hay que tener en cuenta que el museo sólo está abierto durante los meses de verano, y que durante el resto del año, sólo es posible contemplar esta casa desde fuera.

7. Los pubs de Latin Quarter

El barrio de Latin Quarter es la zona peatonal más cercana al puerto, y concentra la práctica totalidad de los bares y pubs que animan la vida nocturna de Galway. Muchos de los pubs de este barrio ofrecen música en vivo cada noche, y durante el mes de julio son la sede central del Festival de la Artes.

Este barrio comienza en los conocidos como ‘Spanish Arch’, dos arcos de tamaño pequeño construidos en piedra, que se añadieron a la antigua muralla normanda de la ciudad. Estos arcos están construidos en piedra color gris verdoso, que es el mismo color que tienen muchos de los edificios de esta ciudad.

Según cuenta la leyenda, el origen de los pubs irlandeses se remonta a los barcos que traían licores y vinos desde el sur de Europa y América hasta el puerto de Galway. Durante la descarga de los barriles en el puerto, siempre había habitantes locales que intentaban robar alguna botella de licor para bebérsela junto al Spanish Arch.

8. De compras por Shop Street

Como su propio nombre indica, ésta es la calle más comercial de la ciudad de Galway, y en la que se encuentran también los comercios, restaurantes y pubs más destacados.

Una de las zonas más visitadas de este barrio es el Eyre Square, un centro comercial que cuenta con un jardín dedicado a John Fitzgerald Kennedy, y donde podrás comprar todo tipo de objetos típicos y souvenirs de Galway.

Para acabar el recorrido por Shop Street  también puedes contemplar las 14 banderas de las tribus familiares que gobernaron la ciudad de Galway en el pasado, y que ahora ondean en lo alto de este barrio.

Conclusión

Galway es una de las ciudades de obligada visita en Irlanda. Aunque su extensión es muy pequeña, lo que anima a muchos turistas a conocerla durante un fin de semana, esta ciudad costera encierra algunos tesoros naturales únicos en todo el país, como los acantilados de Moher o las espectaculares Islas Aran. Si viajas desde Dublín, podrás hacerlo en coche, autobús o tren y tendrás que recorrer unos 208 kilómetros, que es la distancia que separa ambas ciudades.

Y si buscas academia de inglés en Galway, puedes visitar nuestro artículo de la semana pasada: las mejores academias de Galwaylas mejores academias de Galway

 

 

 

Deja un comentario

Suscríbete a nuestra Newsletter

 

¿Quieres recibir  nuestros artículos sobre Irlanda en tu email cada lunes?

Gracias por suscribirte