Guía de turismo para ver Dublín en 4 días

Dublín tiene muchas zonas y monumentos que visitar. Aunque todo está más o menos céntrico, será mejor que te organices para no perderte los puntos turísticos más importantes.

Momumentos y edificios históricos

  • Custom House. Es el antiguo edificio de la Aduana del puerto de Dublín. Es el edificio más grande e impotente de toda la ciudad. Parece el parlamento o un pequeño palacio, pero actualmente es el Ministerio de Medio Ambiente. Te recomiendo que pases por el río de noche para verlo iluminado desde la orilla de enfrente del río Liffey.
  • Molly Malone. No es un gran monumento, pero la estatua de Molly Malone es un must en tu visita a Dublín. Su historia representa el himno no oficial de Dublín. Era una mujer pescadera que por la noche tenía otro trabajo. Si le tocas los pechos a la estatua, volverás a Dublín.
  • General Post Office. Este edificio de correos es el edificio más importante de la calle O’Connell street y es un símbolo de la revolución y levantamiento de los irlandeses contra los ingleses en 1916. Está en pleno centro de la ciudad, al lado de la oficina general de autobuses.
  • Spire. El monumento más alto del mundo, siempre que no tengamos en cuenta edificios. 120 metros de acero inoxidable en pleno O’Connell street. Muchos le ven similitud a un faro, ya que en la punta tiene una luz que ayuda a todos a orientarse en la ciudad.
  • Trinity College. No puedes dejar de visitar la universidad más famosa y antigua de Irlanda. Está también en pleno centro de la ciudad y alberga la Antigua Biblioteca, que posee el libro de Kells del año 800 y que recibe un ejemplar de todos los libros publicados en Irlanda. Además, verás como los jóvenes irlandeses practicar deporte en el campo multiuso de hierba natural: rugby, fútbol y cricket son los deportes más practicados por universitarios en el campus.
  • Puente Ha’penny bridge. Une el lado norte más comercial de la ciudad con Temple Bar. Antiguamente había que pagar medio penique para poder pasar de un lado a otro de la ciudad, de ahí su nombre. Tiene mucho encanto y debido a su forma, se pueden tomar buenas fotos del río desde el puente.
  • El Castillo de Dublín. Dublin Castle es su nombre en inglés, y aunque ya no parece un castillo, es un edificio con mucha historia. Podrás visitar el interior con una visita guiada, y el jardín de los exteriores del castillo.
  • Catedral de San Patrick. Catedral construida en honor a San Patricio, el patrón de Irlanda. Puedes visitarla por dentro pagando unos 6€, aunque comprueba los horarios ya que en inviernos cierra pronto.

Si tu nivel de inglés no es muy bueno, puedes descargar nuestra Guía de Inglés para el viajero. Te vendrá bien para aprender lo básico y saber preguntar en inglés.

Parques de Dublín

  • St Stephen´s green park. Es el parque del centro de la ciudad. Pequeño y acotado por una valla, está al final de una de las calles peatonales más comerciales de Dublín. Tiene un lago en el centro lleno de patos y cisnes. Los días de sol es un lugar habitual para los irlandeses que quieren aprovechar los rayos de sol para broncearse un poco.
  • Phoenix park. Está alejado del centro de la ciudad, cómo a media hora en autobús del centro, pero merece la pena visitar. Es uno de los más grandes de Europa, y te llevará mínimo un par de horas verlo por completo. Destaca la manada de ciervos que viven en el parque que podrás casi tocar, ya que están muy acostumbrados a las personas.

ciervos en phoenix park

De tiendas por Dublín

Existen dos calles peatonales típicas de las compras en la ciudad: Grafton street y Henry street. Podrás pasear y curiosear las tiendas. Justo al final de Grafton street, en la entrada del parque St Stephen´s green, está el pequeño centro comercial que tiene el mismo nombre, Stephen´s green shopping centre. La fachada tiene un diseño muy cuidado y si el tiempo no acompaña, será mejor hacer las compras bajo techo.

Justo al lado de la otra calle peatonal que acabamos de citar, Henry street, se encuentra Jervis Shopping Centre. Más grande que el St Stephen´s y al lado del tranvía, dispone de un gran catálogo de tiendas para que puedas satisfacer tus necesidades.

Ocio nocturno y restaurantes

Si lo que quiere es disfrutar del ambiente de los pubs y probar la cocina irlandesa, debes pasarte por Temple Bar. Es el centro de la actividad nocturna de Dublín. Litros de cerveza gastan cada día los pubs de sus calles. Pubs como Temple Bar (el de fachada roja) o Gogarty (el de las banderas) son los más visitados por turistas para tomar unas pintas de cerveza y disfrutar de la música en directo que ofrecen cada noche.

Aunque en Temple Bar también hay restaurantes, George street tiene una selección más cuidada y variada de sitios donde comer o cenar: italianos, mexicanos, indios, japoneses y hasta restaurantes españoles. Está a 5 minutos andando de Temple Bar.

Otros sitios interesantes

  • Museo de la Guinness. La cerveza más conocida del mundo tiene un museo de 7 plantas en Dublín para que los turistas puedan conocer la historia y cómo se produce la cerveza negra (stout en inglés). Mejor reservar online si no quieres esperar colas. La entrada cuesta 20€ y tendrás la oportunidad de aprender a tirar la cerveza. La visita termina en la última planta, desde la cual tendrás una vista de toda la ciudad y te “invitarás” a una pinta de Guinness.
  • Destilería Jameson. Si eres más de whisky, en Dublín podrás encontrar la antigua destilería Jameson ahora convertida en museo. También podrás conocer la historia de la conocida marca irlandesa, y al final del tour probar un poco de whisky.

Todavía tiene más cosas que visitar Dublín, pero con esto tienes para empezar. Si vas a estar más de 3 días, podrás recorrer los pueblos de los alrededores y acudir a algún evento deportivo de Rugby o Fútbol gaélico.

Deja un comentario

Suscríbete a nuestra Newsletter

 

¿Quieres recibir  nuestros artículos sobre Irlanda en tu email cada lunes?

Gracias por suscribirte