Una de las claves de identidad de cualquier país es su comida tradicional. La comida típica de Irlanda históricamente ha tenido mala fama, pero hoy en día no es merecida, especialmente desde el surgimiento de la llamada “nueva cocina irlandesa” en la que cocineros actuales toman los platos tradicionales y los adaptan a la vida moderna.

Platos tradicionales de Irlanda

Los alimentos y la manera de prepararlos están muy ligados a su entorno, el clima y también a la historia. Entre los alimentos principales que constituyen la base de los platos tradicionales de la gastronomía irlandesa están la carne de cordero, ternera y de cerdo, los lácteos, el repollo, el salmón, el marisco y, por supuesto, las patatas. Todo acompañado de buenas cervezas.

A los irlandeses en general les gusta comer. Históricamente el trabajo en el campo era duro, con lo que se buscaban platos contundentes que además de aportar calorías contribuyesen a calentar el cuerpo. Las sopas, los guisados y los pasteles de carne y patata son los platos tradicionales de la gastronomía irlandesa. Se suele acompañar las comidas con pan de soda (soda bread), que se caracteriza por sustituir la levadura por bicarbonato sódico. Es un pan sabroso y rápido de hacer y por supuesto, beber cerveza.

En general, la comida del mediodía suele ser muy ligera. Un sandwich o una ensalada son las opciones más comunes para el almuerzo.

La cena es más potente y suele ser una sopa, un plato principal y un postre.

Como curiosidad, Irlanda es el primer país del mundo en consumo de té, aunque Inglaterra tenga la fama. Los irlandeses son muy hospitalarios y si te invitan a su casa te invitarán un té y unas pastas.

1. El Irish breakfast

Hemos querido incluir este plato ya que es de lo más habitual en los pubs y restaurantes irlandeses. Tradicionalmente el desayuno era la comida más importante del día para los irlandeses. El Irish breackfast se compone de huevos fritos, baconsalchichas, alubias, champiñones, tomates a la parrilla y puré de patatas, junto con tostadas con mantequilla y, un té o café. Cuando en la carta pone «full Irish breakfast» es que es el desayuno completo, con todo.

Cabe destacar que hoy en día se toma más como brunch y almuerzo que como desayuno y es uno de los platos más típicos que piden los turistas, y su precio está entre 10 y 12€.

2. Seafood Chowder

Es una típica sopa irlandesa de pescado, marisco y un poco de verdura que se distingue por ser muy sabrosa y densa. Realmente es más una crema. Puede servirse en un bol como entrante, pero también se sirve en una hogaza de pan como principal. Se cocina con nata y cada pub o restaurante la prepara con un toque diferente, más espesa, más ligera, con más pescado o más gambas, etc.

Photo by Benreis 

3. Irish Stew

Se trata de un estofado de carne de cordero (aunque también puede ser de ternera) que es el típico reflejo de la historia de Irlanda. Además de cordero lleva patatas, cebollas, zanahorias y perejil. Todos los ingredientes se deben dejar cocer durante bastante tiempo para que el caldo espese y adquiera su característica textura densa. Este plato se puede encontrar en muchos restaurantes y pubs de todo el país, y es muy típico para el Día de San Patrick’s.

4. Irish Beef y Guinness Stew

Este estofado de ternera hecho durante horas a fuego lento es uno de los favoritos de los irlandeses por el profundo sabor que le aporta la cerveza Guinnes, responsable también de su característico color marrón oscuro. Es una comida potente para los duros días de invierno. Este plato lo puedes encontrar por unos 15-18€.

5. Coddle

Esta es una receta típica de Dublín, otro plato sencillo que sirve para que el cuerpo entre en calor. Entre sus ingredientes están las patatas, las salchichas, el bacon y la cebolla. La clave para que el plato sea un éxito es dejar que se haga a fuego lento. Se trata de un plato realmente contundente, pero si queremos darle un toque especial podemos acompañarlo de unas tiras de bacon finas y bien fritas que le aporten un toque crujiente.

6. Bacon and cabbage

Se trata de un plato compuesto por rebanadas de bacon o tocino (puede usarse también tocino ahumado) hervido con repollo y patatas. Puede acompañarse con una especie de salsa bechamel hecha con harina, leche y mantequilla a la que se puede añadir perejil o alguna hierba que le dé sabor.

7. Cottage Pie

Es un pastel de carne de ternera muy popular. Se elabora dejando que la carne se haga muy lentamente en caldo de carne acompañada de verduras variadas. Después se cubre con puré de patata y se gratina al horno. Se trata de un plato bastante calórico. Pueden encontrarse variantes en las que en lugar de carne de ternera el ingrediente principal sea pescado o carne de cordero.

8. Boxty

Este plato típico de Irlanda, en concreto de la provincia occidental denominada Connacht, es una especie de pastel de patata. Existen muchas versiones, pero todas tienen una base en común que es la utilización de patata rallada fina y frita.

La patata cruda se mezcla con harina de trigo, un poco de levadura, mantequilla y huevo. Luego se fríe (también puede hacerse a la plancha o al horno) como si se tratara de un crêpe durante unos minutos por cada lado. Debe de quedar dorado y crujiente.

9. Colcannon

Más que un plato en sí es una guarnición para acompañar a otros platos. Es un puré que combina dos de los ingredientes principales de la gastronomía irlandesa, las patatas y el repollo. Lleva además mantequilla, nata y una cebolleta.

En realidad, cada familia irlandesa suele tener su propia variante de colcannon. Es un puré que combina a la perfección con la carne estofada o con las salchichas.

10. Carrot Cake

Es una de las pasteles más populares de Irlanda. La tarta de zanahoria de sabor dulce y con un toque especiado. A pesar de ser el ingrediente protagonista apenas se aprecia el sabor de la zanahoria. También tiene nueces trituradas, canela y encima se pone una capa de queso dulce que le da un aspecto y saber increíble.

11. Apple pie

Es una tarta de manzana, otra de las especialidades dulces de la cocina tradicional irlandesa. Además hay una variante que se llama Apple Crumble, que es un postre de manzanas al horno recubierto de una corteza crujiente.

12. Café irlandés

Es otro de los postres imprescindibles, compuesto por café, whisky irlandés, nata montada o crema y azúcar. En ocasiones le añaden helado también. Se dice que el Baileys se creó tomando la idea del café irlandés.

 

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

¿Quieres estudiar inglés en Irlanda?

Soy David Fernández, vivo en Dublín desde hace 6 años. ¿Te ayudo a encontrar escuela y alojamiento en Irlanda?

Expertos en Año Académico para no europeos.

¡Ya he ayudado a más de 300 estudiantes!


Recibir Presupuesto Personalizado

¡Me pongo en contacto ASAP!